Fecha de la experiencia: Mayo de 2019.
Lugar: Apartamentos por horas. Lugar elegido: Partyloft Plaza Elíptica.
Tarifas: 1 hora 120.

Valoración del fisico: 8,5 la bajo la nota -0,5 porque la tripilla abdominal post parto aún no está 100% reabsorbida.
Valoración del encuentro: 9.
Hilo profesionales: https://esaschicas.com/showthread.ph...ula+colombiana


Relato:
Quedé con esta señorita tras ver su presentación en el foro, la cercanía a mi domicilio y la seguridad que me dan esos apartamentos por horas, si bien tuvimos que retrasar la cita al fin de semana.
La chica es monísima de cara, un cuerpo bastante bueno y unos impresionantes pechos naturales de más de 120, he de añadir que está dando de mamar a su bebé y en algún momento brotaban de sus pezones el manjar de los bebés, y aunque me ofreció poder degustar su pecho, rehusé.

Esta chica, con su pechotes lecheros, la cara de no haber roto un plato en su vida, tiene una historia personal que todavía me dio más morbo, resulta que en un momento y aunque con cierto disimulo vi cómo la muchacha se presignaba, primero santiguarse y luego signarse, gesto poco frecuente salvo que haya estado muy introducida en la Iglesia Católica, y no pude evitar preguntarla mientras la besaba el cuelllo, cuando la chica me contó que hace apenas 18 meses era novicia y que en una crisis de fe, tuvo un encuentro con un hombre, el primero de su vida y quedó embarazada (ya es mala suerte) tuvo que abandonar todo lo relacionado con el convento, hasta el punto de plantearse la vida de una manera pecaminosa.

Bouf, algo removió mi cuerpo, supongo que no fue una inspiración divina, por lo que procuré excitarla mucho, y vaya si lo conseguí, la novicia entró en un momento de éxtasis sexual ofreciendo una variada carta de servicios sexuales, me hizo un francés natural suave y profundo, pero sin llegar a eyacular, pasé a follarla en cuantas posiciones se me ocurrían y ella receptiva en todas, el sillón tantra del apartamento nos ayudó mucho, la verdad, pero joder, qué manera de moverse. La primera corrida a cuatro.

Después de nuestro primer encuentro sexual, me pidió permiso para ausentarse y lavar la leche que brotaba de sus pechos, me fui con ella a la ducha y la ayudé a lavarse, bueno, más bien lavé su cuerpo, y ella el mío, nos fuimos de nuevo a la cama y yo tumbado, ella cabalgando hasta que me pidió, por favor, parar, el enorme peso de sus pechos la estaban reventando, la tumbé boca a abajo, y desde atras la follé, me hubiera gustado follar su culo, pero como he comentado, manifiesta ser virgen analmente y la aterroriza la idea, así que la deje tranquila.

Nueva ducha, y a casita, como en estos apartamentos se queda en la calle, tuve la oportunidad de acompañarla un rato, nos tomamos una cerveza y nos despedimos.


Dejo una foto de sus anuncios, donde podemos apreciar lo mucho que inspira esta chica.

Creo que acabará haciendo griego.