Golosinas Granada (http://www.golosinasgranada.es/putas-granada).

25 julio 2019.

Alexa cubana 33 años:
"Tengo un cuerpo diseñado para el sexo, soy una jovencita y espectacular, con un cuerpecito para disfrutar y quitar el hipo, mi trato es exquisito. Pasaremos momentos inolvidables llenos de placer y locura, mi francés natural te encantará, doy besos con lengua, hago 69 y posturitas, mis masajes eróticos, relajantes. Disponible 24 horas hasta el próximo día 30 de Julio. Salidas hotel y domicilio". 658376332.



Un imprevisto viaje a Granada me da la oportunidad de regresar al chalet de Golosinas antes de coger el camino de vuelta a Almería… Me animo a ir al ver en su página web las fotos de las chicas que tienen ahora, y, tras llamar por teléfono, al confirmarme que todas están disponibles esta noche.

Me dirijo al chalet y las 10 chicas que aparecen ahora en su web hacen la ronda delante mía, en la salita al entrar a la izquierda. Yo me voy quedando con sus atributos y sus nombres. Es cierto que una de las más atractivas es la brasileña Graciela (la única que muestra su cara al descubierto en la web), pero en persona me desilusionó un poquito. Las 10 son muy jovencitas, la mayoría latinoamericanas… pero relativamente normalitas (pibones en realidad no hay ninguno). Yo buscaba una chica cariñosa que diera besos, y me fijé mucho en su actitud y simpatía al presentarse. Elijo entonces a tres para una ronda final: Montse, Alexa e Isabella. Y aquí me ganó la sonrisa y optimismo de Alexa, y sobre todo su afirmación de que sí da besos…

Voy a “la habitación roja”, siguiendo las instrucciones de la “madame”, en el primer piso. Pago 60 € por media hora y espero a que llegue mi mulatita. Se trata de una chica mulata con pelo largo negro azabache y besucona… de pechitos justos de tamaño con pezones hermosos y erectos bien negritos…, está muy buena, tiene un culazo y, sobre todo, me dio lo que buscaba: complicidad, simpatía y buen sexo. Aunque el anuncio pone que es cubana, en verdad es dominicana, según ella misma me dijo. Tenía puesta ropa interior negra, que permitía mostrar sus atributos femeninos.

Paso a lavarme las partes al baño de al lado, y regreso a la habitación, ya completamente desnudo. Alexa tiene conversación fácil y una sonrisa permanente. La abrazo, nos besamos en la boca, con lengua, tiernamente… la magreo… Ella se desnuda y me muestra un cuerpo bastante más fibroso de lo que esperaba (tienes buenas carnes) y unos pechos muy lindos, aunque relativamente pequeños. Es bonita de cara. Es entonces cuando le digo que ya me ha puesto muy contento…, mira mi pollón, y me dice no sin sorna que bien “contentazo”.

Más besos y me coloca el condón con la mano… no con demasiada delicadeza, para ser justos… Su mamada con fue muy normalita, incluso me dio algún tirón (los que me seguís ya sabéis que tengo delicada la piel de la polla por una fimosis torpemente operada…)…, duró además bien poco, enseguida se montó encima mía (aprecié unos labios inferiores de los prominentes…). No hice ademán de devolverle el sexo oral…, no quería entretenerme mucho, pues tenía un viaje relativamente largo por delante.

Disfruto de la visión de esta “salvaje” mulata, con esos pechos colgando delante mía… y que me pedían que los chupara con avidez…, le beso y chupo el cuello también…, me gusta cómo se deja magrear y besar… como si de un ligue se tratara. Me dice que si se pone a cuatro patas, pero le digo que aguantemos más así, en esta postura, para disfrutarla bien… La levanto con mi polla bien adentro de su coño, la cojo de las caderas, del culo…, le encanta… y yo, ni os cuento.

A cuatro es complicado aguantar el tipo…, vaya culazo dominicano, y vaya movimientos tropicales que me gasta la chiquilla… Le beso la espalda (aprecio un tatuaje discreto que hasta ese momento me había pasado desapercibido), le acaricio los pechos…, le magreo el clítoris, y luego ella se anima y continúa masturbándose…, se diría que se excita de verdad… pero en esta postura se me empieza a hacer harto difícil aguantar el embite…, wow…, ¡qué caderas, qué culo, qué mujer…!

Voy notando el “crescendo” de la líbido hasta un nivel tal, que propongo cambiar a la postura del misionero… “y ¿eso qué es? cariño”… de frente… “ah… yo le llamo follar” (jajajajaja… pues eso). En el misionero Alexa se deja magrear y besar cuello y boca… pero es que luego ella comienza a chuparme la tetilla derecha con esos labios hermosos que le ha dado la madre naturaleza… y vuelve a hacerse complicado mantener la “compostura”… Disfruto del magreo de sus pechos, su cuello, su cintura…, su culo…

Pasamos a la “cuchara”… que también le explico rápido en qué consiste… Le gusta y ahí comienzo a vislumbrar el final de la película…, hmmm…. Le separo bien las piernas, ella se masturba el clítoris… le meto tímidamente un dedo en la boca, y ella comienza a chuparme con avidez y lujuria uno y dos dedos…. Wow…, qué maravilla…, gime, gimo… y termino corriéndome de nuevo como un bendito.

Le digo que ha sido complicado aguantar mucho más, porque está muy buena y sabe moverse y excitarte…, me pregunta si es que quería proponerle más posturas (jajajajaja…. ¡Se pensará que soy un fan del Kamasutra!)… y le digo que quería repetirlas todas… Gracias Alexa guapa.

En resumen, ha sido tierno y en ocasiones pasional…, mi pollón ha entrado con ganas en su sexo… y ella bien que lo ha notado.

¿La duración? No he llegado ni de coña a la media hora (calculo 15 min., tras la ronda inicial y demás…), pero he desahogado mi líbido y he vuelto a eyacular dentro de una buena mujer…, una de las razones por las que estamos vivos, digo yo, ¿no?