Hola invitado, bienvenido a esta web.
No pareces estar registrado, por favor dedica un momento a registrarte y tener acceso a todas las funcionalidads de esta comunidad. Gracias.
Registro
Placer Madrid


Mileroticos nuevoloquo
gratelo Sustitutas

Escorts-Madrid

Subir imagen Subiendo...
Resultados 1 al 15 de 15
EsasChicas Premium Respuestas / Visitas Último mensaje
  1. Ir al primer mensaje nuevo Kelly Sueca Madrid - 722596887

    Iniciado por Kelly Sueca Madrid, 24/01/2017 04:27
    111 Páginas
    1 2 3 ... 111
    722596887, anal, bdsm, beso negro, besos con lengua, facefucking, follar, francés hasta el final, francés natural, francés sin, gfe, griego, griego profundo, kelly, kelly sueca, los ángeles de kelly, sexo anal, sexo completo, squirting, sueca, vaginal
    • Respuestas: 1,662
    • Visitas: 500,319
    13/11/2019, 20:45 Ir al último mensaje
  2. Ir al primer mensaje nuevo De interés para profesionales

    Iniciado por Administrador, 02/03/2019 13:01
    esaschicas, filosofía, interés, presencia, profesionales, publicidad, sejo, web
    • Respuestas: 0
    • Visitas: 5,510
    02/03/2019, 13:01 Ir al último mensaje
  1. #1
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    El Rincón de Marina

    Lifescorts
    Reflexión de un Miércoles por la noche...

    ¿Alguna vez has compartido el sufrimiento de la otra persona aliviando su carga? ¿Has sentido su dolor y lo has reconocido en tu propia vida?

    El budismo define la compasión como la capacidad de sentir el dolor ajeno y actuar al servicio de la persona para aliviar su sufrimiento. Cuando alguna vez has estado en un mal momento habrás observado que hay varios tipos de “ayuda”: las personas que cuando estás mal no quieren saber de ti, las personas que te aconsejan como si tu problema fuera superficial y hasta pareciera que les molestara a ellos, y las personas que se vuelcan e implican con lo que necesitas.

    No se trata de juzgar qué persona lo hace mejor o peor, sino quién es la persona que más sentimos que nos apoya. Lógicamente es la persona que se implica y nos acompaña. No sólo nos entiende y nos da ánimos, sino que da pie para que actuemos hacia el bienestar.

    Es la diferencia entre alguien que sólo aconseja como un vídeo tutorial psicológico, pero luego se aleja de ti porque no le haces caso y la persona, que también te da sus consejos, pero se lanza a hacerlos contigo. Porque la mayor enseñanza es el ejemplo. La primera te dice si terminas tu relación de pareja: “tienes que aprender a estar solo, una puerta se cierra y otra se abre, la vida son cambios y no puedes apegarte a nada...”. La Segunda te puede decir lo mismo, pero va acompañado de, ¿vamos a ver una película y te distraes un rato?

    Las emociones no siempre se calman en un nivel intelectual de entendimiento y buenos consejos. Se calman acompañando con acciones compasivas y amorosas hacia la otra persona que nazcan de un deseo altruista de cuidar del otro. No necesariamente para que esté bien, sino para darle motivos para que él mismo consiga estarlo.

    La ayuda que damos nos la damos. El amor que damos nos lo damos. Un gesto de amor sincero da más apoyo que cien buenos consejos...

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  2. #2
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    EL Rincón de Marina

    Otra reflexión para hoy martes...

    El/La niñ@ que fuimos representa la parte emocional de nuestra personalidad, mientras que el adulto expresa la racionalidad. El equilibrio entre ambas es lo que llamamos madurez emocional.
    Cuando el/la niñ@ es obligado/a a ser adulto/a antes de tiempo y sus expresiones emocionales son reprimidas o castigadas, de mayor tendrá una gran carencia de gestión emocional.

    Cuando al niñ@ se le dice que no debe comportarse como un niño sino como adulto, de mayor seguramente tengan carrera, un buen trabajo, dinero, casa propia, etc. Pero no encuentre una relación de pareja sana, puede pasar depresiones o ansiedad, los problemas le afectarán en exceso, etc. En definitiva, un desequilibrio.

    De igual forma un niñ@ que se le permite en exceso rabietas, caprichos y contestaciones, sin un rumbo o límites que le expliquen diferentes formas de actuar, podrá ser un adulto emocionalmente sano, pero la parte social la podrá tener descompensada, sin saber que hacer con su vida, o sin estabilidad laboral o económica.
    De nuevo la madurez emocional es un proceso de equilibrio entre reconocer nuestras emociones, reflexionar sobre lo que realmente queremos y actuar conscientemente en la vida.
    Muchas relaciones que fracasan son niños obligados a ser adultos que esperan a que su madre o padre, proyectado inconscientemente en la pareja, los reconozcan y los amen como les habría gustado.
    Cuando comprendamos nuestra infancia sin juicio, sin culpables, sólo para ser conscientes de lo que hemos vivido, podemos mirarla con otros ojos, otros sentimientos y así tomar nuevas decisiones en la vida hacia nuestro bienestar emocional...

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  3. #3
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    EL Rincón de Marina

    ¡Me gustan los Chill Out!

    ¡Ay cómo es el veranito...! En una de mis escapadas playeras de este verano, qué mejor que tomar una copita con algunas amigas en un Chill Out muy chulo que conozco al borde del mar.

    La noche era espectacular, bailabamos siendo el centro de las miradas. Pude darme cuenta que había una pareja sentada cerca, porque la chica no paraba de mirarme.

    En otras circunstancias o en otro sitio, quizás ni me hubiera dado cuenta, pero me parecía que ella estaba insinuándose con sus miradas. Se lo comenté a una de mis amigas, quien medio en broma me dijo que ya había ligado..., jejeje.

    Yo seguía a mi rollo, cuando el chico, que parecia tímido, se me acercó y se presentó un poco nervioso: "Me llamo "fulano" sólo quería decirte, porque mi chica no se atreve, que le encantan tus ojos y que eres guapísima". Yo saqué que mi lado gracioso: "Eso se lo diréis a todas".

    Él se puso más rojo que un tomate y me confesó que era la primera vez que lo hacía. Y se disculpó por ello, pero que le gustaría que tomara algo con ellos.

    Cuando se lo comenté a mis dos amigas me empujaron a que fuera y me lancé...

    Ambos tendrían treinta y pocos años. Me presentó a su pareja. La verdad que la chica era muy resultona. Antes que nada me pidió perdón por haberme entrado y que aunque no lo creyera, era la primera vez que habían dado un paso así.

    Compartimos un buen rato muy agradable, hasta que, no sé de qué forma, terminamos hablando de nuestras preferencias sexuales. El sueño de la chica, era hacer un trío y disfrutar con otra mujer. Y después de muchas dudas yo les había seducido a ambos con mi forma de bailar, la verdad que sin hacer nada en especial, buscaban una vez decidido dar el paso, que fuera algo natural y con una mujer simpática, normal y que les siguiera el juego.

    Está claro que a mí me gustan los hombres pero después de algún encuentro en plan trío, he descubierto que gusto tanto a mujeres como a hombres. Y soy capaz de dar placer a una mujer. Eso sí, en un ambiente y con el morbo adecuado.

    Yo estaba sentada entre los dos y de repente ella se acercó y me besó en los labios como signo claro que ya estaba dispuesta. Nos fuimos al apartamento donde disfrutaban sus vacaciones, y todo comenzó. Mientras ellos estaban sentados en en el sofá, les pedí que comenzarán sus juegos para poder verles... Les pregunté que si les había gustado verme bailar en el Chill y si querían que bailara para ellos.

    Puedo ser muy sensual y persuasiva danzando para alguien, más aún cuando poco a poco iba desnudándome para su disfrute. Mientras yo me acariciaba ellos se iban desnudando poco a poco. La chica le acariciaba su sexo, hasta que de rodillas comenzó a chuparle haciéndole rabiar con sus juegos.

    Les propuse que siguieramos jugando en la ducha. Pasamos juntos, era una ducha grande con diferentes salidas, una de ellas en el techo que nos caía a los tres.

    Nos enjabonamos todos a todos acariciando nuestros sexos. Y le dedicamos una francés entre las dos que le hizo ver el cielo. A dos lenguas, a dos bocas, a la vez o cambiando mientras la otra le lamía sus testículos. Hasta que no pudo más y estalló en la boca de su chica, yo le acaparé y le hice un minuto de oro ante los ojos alucinados de su chica.

    ¡Cómo me gusta llevar las riendas! Una vez limpios y secos, volvimos al salón y le hicimos sentarse delante del sofá para que se recuperarse, mientras comenzábamos nuestra fiesta particular.

    Le dije a la chica que había llegado el momento de probar lo que tanto había fantaseado: Disfrutar de sexo con una mujer.

    Seguimos con un festival de besos y le dijimos que era nuestro momento y sólo podia mirar... Hasta que le permitiéramos participar. Nos acariciamos, lamimos y terminamos chupando nuestros sexos. Primero una, luego cambiamos viendo la cara de placer de su chico. Terminamos haciendo un 69 en el que ambas nos corrimos, pues llevábamos ya un clímax brutal.

    Entonces ella, que ya había dejado totalmente de lado su timidez, se hizo dueña de la situación y le dice: "¿Vas a estar ahí toda la noche de mirón o nos vas a follar?".

    El se levantó y fue hacia nosotras como si hubieran soltado a un tigre enjaulado. Nos hizo sentar en el sofá y comenzó a chuparnos nuestros sexos, mientras lamía a una, hacia dedos a la otra, la verdad que no lo hacía nada mal...

    Cogió preservativos como para un ejército y comenzó a follar con las dos. Tumbado en el sofá mientras lo hacía con una, la otra se sentaba en su cara ofreciéndole para una buena lamida. En un momento dado ella le ofreció su culo y yo con mi juguetito preferido, que siempre va en mi bolso, le masturbaba su clítoris hasta que tuvo un nuevo orgasmo brutal.

    Tomamos algo y nos fuimos los tres a la cama, donde nos dormimos desnudos...

    En mitad de la noche y furtivamente noté cómo empezaban a acariciarme. La chica quería más y le había encantado la sensacion de hacerme correr con su lengua, había sido su primera vez. Se dedicó en silencio a mí, lentamente, probó mil y una forma de lamerme hasta que consiguió otro orgasmo de los míos.

    ¿Fue una noche loca? Pues no lo sé, lo que es seguro es que cuando vengan por Madrid repetiremos, sí o sí...

  4. #4
    Usuario Activo Avatar de Golfito
    Fecha de ingreso
    23 abr, 14
    Ubicación
    El Mundo
    Mensajes
    137
    ¡¡¡Uuuuuf!!!

    Qué barbaridad...
    Siempre asiiiii

  5. #5
    Usuario Activo Avatar de Yago
    Fecha de ingreso
    19 ene, 15
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    195
    Hola Marina, a mí me gustaría que una pareja de chicas me hicieran lo mismo. ¿Te atreves? Besos, besos y besos.

  6. #6
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    ¿Con cable o sin cable?

    Hace unos dias descansaba durante un buen rato que habia reservado, ya que venía el técnico de la compañía para instalarme la fibra para Internet, Tv y demás.

    Ya me conocéis y tengo buen rollo con todo el mundo, pero en este caso el técnico que vino era una sobradete en plan "Mujeres, Hombres y Viceversa". De esos que piensan que tienen el mundo a sus pies en especial a una mujer sola en casa.

    La verdad es que el tío era un cachitas de gym, de los de "Me duele la cara de ser tan guapo", pero cuando la gente va en plan "por que yo lo valgo", se encuentran con Marina en estado puro.

    Imagino que el chaval en fin de semana triunfará, pero hoy y conmigo, pues no...

    Estaba a su tema pasando la fibra, dándome palique a ver si me entraba, cuando llamaron al timbre: "Cartero de correos" y me entregaba un paquete. Cuando vi la caja pensé de que se trataba, había pedido un vibrador de esos grandotes por Internet y se me pasó por la cabeza que el cachitas se iba a ir calentito.

    Bueno, mejor dicho, con un buen calentón, jeje... Mientras él estaba a lo suyo, echándome una miradita de cuando en cuando, aproveché para abrir el paquete delante suyo. Para que viera bien de qué se trataba, lo enchufé a su lado y comprobé que estaba cargado.

    Su cara era un poema. Noté perfectamente cómo tragaba saliva en plan... ¡Glup!

    De repente se puso a lo suyo como si no hubiese visto nada.

    Entonces le pregunté si tardaba mucho y me dijo que tenía aún para un ratito. "Mientras terminas voy a mirar una cosa".

    Me metí en la habitación y deje la puerta abierta. Encendí el vibrador que suena lo suyo y comencé a darle un espectáculo para su imaginación. Estuve un rato simulando una masturbación en toda regla.

    Haciendo ruidos con mi boca como si lamiera el juguete y también como si me masturabara. Para terminar regalé sus oídos con un orgasmo jadeante como si intentará aguantar mis gemidos pero lo suficientemente alto para que se pusiera de los nervios.

    Cuando salí estaba acabado el trabajo y recogía sus herramientas. Le pregunté si funcionaba todo y rehuyendo mi mirada me dijo que estaba todo comprobado y funcionando.

    Sólo acertó a decir: "Ya he oído que también funciona lo del paquete"...

    Me sonreí diciéndole, mientras le despedía en la puerta: "Pensé que no habías escuchado nada, pero sí funciona de maravilla, como has podido comprobar...".

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  7. #7
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    Cita Iniciado por Yago Ver mensaje
    Hola Marina, a mí me gustaría que una pareja de chicas me hicieran lo mismo. ¿Te atreves? Besos, besos y besos.
    Hola Yago, por supuesto que sí.
    ¿Acaso lo dudabas?
    Dime hora, cuándo y dónde... Jaja.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  8. #8
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    ¿Jugamos a los médicos?


    Tras unos días de escasa actividad y menos orgasmos por esos días del mes, me tocaba visita ginecológica rutinaria.

    Llamadme tonta sabiendo cuántos de vosotros habéis pasado por mi casa y la cantidad de prácticas que habremos hecho, pero a mí como a muchas mujeres, me sigue dando cosilla eso de estar ahí colocada en los estribos, la batita, el especulo, los guantes..., qué se yo.

    Mientras iba andando hacia la clínica, iba pensando en algunas de las citas que tendría al día siguiente y la de cosas que iba a haceros y vosotros a mí. No me preguntéis cómo, pero estaba fantaseado antes de mi visita médica al tocólogo, lo que me relajó un montón.

    Entonces me planteé un juego: Iba a entrar en la consulta como si de una cita sexual se tratara. Evidentemente era un juego sólo para mí, pues no pensaba beneficiarme al médico... ¿O sí..?

    Pensé en recibir del "gine" todos sus tocamientos y pruebas, como si fueran caricias preliminares de una cita "Medical". Lo que antes eran nervios se conviertieron en un latir de corazón acelerado, pero ahora por una excitación cada vez más intensa. Me daba un poco de vergüenza por que me notaba calentísima por dentro y sabía que estaba lubricada o casi chorreando. Cuando me llamaron por mi nombre ya estaba deseando entrar.

    Al tomarme todo como un juego erótico, me desnudé tras la cortinas contoneándome y haciéndome sentir sensual para mi misma. Me gustó la sensación de tener al hombre de blanco al otro lado sin saber lo que mi mente cocinaba.

    Al salir, la rutina de siempre, tumbada en la camilla y ofrecida al que, no lo sabía, iba a ser partícipe de mi deseo sexual furtivo.

    Como dice el refrán "Todo depende del color con que se mire". Y el sonido de los guantes de látex que otras veces me hacía tragar saliva, en este caso me hizo relamerme los labios. Sabía que ahora introducirla sus dedos en mí... Estaba como una moto y me daba miedo que incluso pudiera provocarme un orgasmo allí mismo, lo que hubiera estado genial pero muy ridículo.

    Cuando comenzó su tacto y me dijo: "Perfecto estás lubricada como nunca" me ruboricé, además de estar ardiendo por dentro, cosa de la que se tuvo que dar cuenta... pero mi calor amortiguó el frío de látex de sus guantes.

    Me dijo que me relajara pues iba a introducir el especulo... Yo pensé para mí: "Como si me quieres meter otra cosa...". En un momento dude si lo había dicho en alto o sólo pensado para mí...

    Introdujo el aparato en mí y ahora sí la sensación fría, chocando con mi intenso calor, me produjo escalofríos pero esta vez de placer... Comenzó a tomar sus muestras acariciándome toda por dentro. ¡Como es la mente y el deseo...! Os aseguro que tuve que hacer esfuerzos para no correrme y chorrear allí mismo. Para terminar me palpó mis pechos intentando evitar los piercing pero cada vez que los rozaba... Ufff... Seguía continuando mi excitación.

    Me felicitó por mi relajación. Y yo pensando por dentro... ¡Si tú supieras..!

    Mientras me vestía con un calentón bestial, sólo pensaba en poder acabármelo yo solita aprovechando el pedazo de clímax que llevaba. Por suerte y como siempre mi amiguito clitoridiano iba en mi bolso. Ese que ya conocéis que simula un lápiz de labios pero que es un diablo entre mis piernas. Me metí en el baño intentando que nos se oyera nada y me di un homenaje con un orgasmo cuyas contracciones aún recuerdo.

    Lo que parecía que sería una mañana de nervios, se convirtió en un comienzo de día de los más relajado y con "premio" final.

    Ya me gustaría repetirlo pero de principio a fin con el de la bata blanca... O quizás... ¿Jugamos a los médicos?

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  9. #9
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    El Rincón de Marina

    Y aquí lo tenéis completo mi relato.

    Sex Pádel.

    Sinceramente nunca me había planteado lo del pádel, pero uno de vosotros me insistió mucho que era súper divertido y que luego se toman unas cervecitas y tal...

    Le verdad es que él tenía otro plan oculto del que me enteré más tarde. Quedamos con otra pareja con quien juega en ocasiones, pero se guardaba un pequeño detalle que me confesó cuando íbamos en el coche.

    Resulta que los contrarios eran pareja real, pero además liberal, y mi compañero como no tenía pareja me lio para el partido, pero pensando en el postpartido, y en conseguir un intercambio de pareja que el solo no hubiera conseguido.

    Como ya me conoce sabe que no tengo un no para el buen sexo, pero le dije de todo, pues me podía haber avisado..., aunque me puso ya a tono sólo con pensarlo. Una condición: tendría que haber buen rollo, seducción y por supuesto que me gustara la otra pareja.

    Tengo que decir que cuando llegamos me parecieron muy amables y pude ver que tendríamos buen rollo. De hecho no sé qué tiene esa ropa de pádel, pero ella estaba tremenda con unas mallas que me hicieron verla con ojitos..., pero claro, no podía hacerle eso a mi amigo, se trataba de conseguir un intercambio hetero... Jejeje...

    Empezamos a jugar y yo, la verdad, es que no daba ni una, bueno, con devolverlas me conformaba. Como veíamos que no iba bien la cosa, ellos propusieron que cambiaramos las parejas y yo pregunté, en plan morboso, si para el partido o para después.

    Se quedaron un poco a cuadros, por ser tan directa, pero cambiamos parejas para igualar el partido. El aprovechó para darme algunas nociones en plan pon la pala así, da este golpe así, y aprovechando para rozarse y arrimarse todo lo que podía. Su chica y mi amigo en el otro campo cada vez que celebraban una jugada, empezaron dándose un beso y terminaron dándose un pico cada punto.

    Como vi que el plan que llevaba mi amigo con la chica, pensé para mí: "En el próximo punto que hagamos le planto un morreo"... Y así lo hice.

    Nos duchamos en los vestuarios respectivos. Y cuando estábamos en la ducha nos habíamos quedado a solas en el vestuario la chica y yo, quien ni corta ni perezosa, se me acercó y me plantó un pico diciéndome que no íbamos a ser las únicas sin celebrarlo. Me supo a gloria en la ducha las dos solitas, nos costó no lanzarnos y dejarnos llevar.

    Una vez cambiados, tomamos algo los cuatro y continuamos tonteando, hasta que nos invitaron a ir a su casa en la misma zona del club de pádel.

    Allí nos soltamos la coleta los cuatro e hicimos cama redonda. Todos con todos, bueno, los chicos no, porque sólo el chico era bisex y mi amigo no. Aun así se dejó que le hiciéramos un juego, que hicimos con todos, con los ojos tapados para que advinara quién de las dos le estaba chupando... Aunque en realidad era el chico el que se lo hacía... Jejeje. Cuando lo lea por aquí me va a matar.

    Al final hubo de todo para todos y más que un intercambio fue un cuarteto en toda regla. Mi amigo terminó flipando, pues era la primera vez que hacía sexo en grupo. Fue un día súperplacentero. Ya me he comprado una pala para seguir "dándole".


    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  10. #10
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    El Rincón de Marina

    Y este domingo cambio un poco de tema...

    Una persona es libre cuando sus emociones y sus pensamiento no tienen juicios, creencias u obstáculos que le impidan expresar los deseos más profundos de su corazón.

    Nos enjaulamos entre unos barrotes que nosotros mismos colocamos y les damos forma y fuerza. Los llamamos trabajo, dinero, miedo, dificultad, tiempo, familia, pareja, etc.

    Les damos un rol y los alimentamos con una trama en la que somos la víctima del teatro, porque es más fácil explicar la historia que reconocer que un día decidimos poner rumbo hasta aquí, ignorando los latidos que susurraban lo que realmente queríamos.

    Sin embargo, tiene solución. Lo único que podemos esclavizar es la mente, pero no al corazón. Ahora mismo hay un latido hablando. Sino no lo escuchas, sumérgete en el silencio y para un momento. Date la libertad de escucharte.

    Somos nuestro carcelero y muchos de esos barrotes no los podemos borrar de la vida, pero si podemos tener la libertad de decidir cómo queremos vivirlos, con qué actitud y cambiar de rumbo.

    El miedo en la cabeza hablará, pero somos libres para decidir a pesar del miedo y del ruido. Dándonos la libertad de decidir nos estamos amando. Dándole a otra persona la oportunidad de seguir su corazón, aunque no sea acorde con nuestros deseos, es amor.

    “Mi cuerpo está encerrado en una jaula, pero mi alma, mis emociones y mis pensamientos son libres”.

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  11. #11
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    Mi primera experiencia escrita de el último concierto.
    Esta vez me ha tocado a mí describir mi experiencia.

    Hace unos días convoqué un concierto de loa míos, un poco privado. Tenía ganas de jarana y envié unos mensajillos, a algunos de los que suelen venir siempre que se convoca.

    Pero esta vez tenía en mente algo un poco más especial. Uno de vosotros me había planteado hace mucho tiempo un encuentro "bi", así que lo comente con algunos de los más curiosos y que podían dar buen juego para un concierto especial. Al final reuní a cuatro valientes además de mí.

    Fuisteis llegando uno tras otro, algunos viejos conocidos y otros menos.

    Yo llevaría la batuta, jejeje... Mejor dicho las batutas para el placer de todos. Sólo había que dejarse llevar y que cada uno desvelara hasta dónde pensaba que estaría dispuesto a llegar. Llegó la hora de la verdad.

    Todos de acuerdo en ir con una máscara para darle más morbo al asunto. Les hice sentarse a los cuatro en fila y les coloqué su máscara a cada uno. Como ya sabía sus preferencias y sus límites comenzamos a jugar.

    Para empezar les hice un francés uno tras otro... pero comencé por el que era más pasivo para que me ayudará después a hacer de las mías.

    Le arrodillé delante de una de las sillas y le obligue a lamérsela a otro mientras y hacía lo mismo con el tercero de los enmascarados. De momento todos pensaban que era yo sola la que les chupaba... Hasta que mientras se dedicaba al cuarto yo les fui poniendo mis tetas en la cara para que supieran que no era mi lengua la que les hacía disfrutar.

    Una vez desinhibidos todos nos tomamos en el colchón ¡y guau...! Comenzó sexo si tabús. Los dos más activos sólo se dejaron chupar por el más pasivo y por mí, aunque no eran "bi" y el cuarto se encargó de darle lo suyo al más pasivo...

    No me preguntéis cómo, pero eso de ver a dos hombres entrenándose me puso súpercachonda y me coloqué mi arnés con el consolador, porque no quería ser menos y con el pasivo a 4 le di todo lo que pude. Claro que como no os podéis aguantar, mientras otro me cogió por las caderas, y aprovechando los movimientos, estuvimos los tres dándonos mutuamente. Mientras los otros dos llenaban mi boca y la del pasivo chupándoles hasta dejarles secos.

    Compartí con un beso blanco cada una de vuestras corridas con el pasivo que se relamía a cada beso, y en esta ocasión le traté como a un cornudo dejándole sin orgasmo, pero habiendo sido testigo y parte de todo los demás.

    Esto le puso aún más cachondo, pero como no quiero que nadie salga de mi casa bien a gustito. Le propuse ir a la ducha a masturbarse delante mía, aunque tenía que pedirme permiso para correrse. Le obligué a hacerlo en la palma de mi mano para que lo limpiara con su lengua el mismo. Estaba frenético.

    Ha sido el concierto más Heavy que he hecho con vosotros, pero con ganas de pasarlo bien y sin tabús, todo fue como la seda y ya están deseando poner nueva fecha.

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi SM-G935F mediante Tapatalk

  12. #12
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    El Rincón de Marina

    ¡Un poco de reflexión para hoy Lunes!

    El dolor que no nos permitimos sentir es canalizado por el inconsciente de forma adaptativa. El cuerpo se convierte en la vía de limpieza para el estrés que escondemos detrás de explicaciones, excusas o justificaciones.

    La mente racional es capaz de sujetar el estrés y aún doliendo sostenerlo en el tiempo y relatar una historia que reduzca la intensidad emocional. El estrés de una pareja maltratadora: “en el fondo se que me quiere y no lo hace a posta”. El estrés de una madre que se entromete: “es que es mi madre, lo hace porque me quiere”. El estrés de una situación que no queremos seguir viviendo: “yo no valgo para vivir, todo se me hace grande”.

    El problema es que las explicaciones a la larga son insostenibles. Aún cuando justificamos las explicaciones el estrés emocional se acaba mostrando. Es como pedirle a una oveja que se meta a vivir con un león. Ninguna explicación le quitará el estrés que siente.

    Necesitamos aprender a captar las señales de nuestro cuerpo cuando reacciona a ciertos ambientes. Canalizar las emociones que sentimos coherentemente y de una forma asertiva. Usar la inteligencia emocional para sostener la empatía hacia nosotros mismos y hacia los demás, manteniendo la compasión y la dignidad por igual.

    Si practicamos la autorregulación emocional las heridas también serán la ventana por donde entre La Luz.


    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  13. #13
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065

    El Rincón de Marina

    Aquella primera e "irreversibdsmble" vez...

    Voy a compartir con vosotros mi primera vez como Ama. Era novata en este mundillo nuestro, cuando comencé hace ya un par de añitos.

    Fue con uno de vosotros, nos habíamos conocido ya de un par de citas. Normalmente era muy complaciente conmigo y le gustaba que yo llevara las riendas en nuestros encuentros. Yo había visto en él cierta admiracion y gusto por darme placer. Siempre me había parecido muy cortés, cuando en realidad su actitud había sido sumisa, algo que yo desconocía. En esta ocasión fue el mismo quien se destapó y me descubrió su lado sumiso.

    Me pidió que me pusiera un corsé, medias, zapatos de taconazo como a mí me gustan y guantes. Pensé que simplemente era por gusto suyo cuando en realidad buscaba un look de dómina, cosa que descubrí según atravesó mi puerta.

    Cuando entró, yo estaba dispuesta a plantarle un morreo de los buenos. Sin embargo, una vez delante delante mío, cogió mi mano y la besó. Pensé como siempre que era un caballero, pero sin mediar palabra y con su cabeza baja se arrodilló ante mí. Comenzó a besar mis zapatos de tacón y acariciar sus mejillas con mis pies.

    Me quedé un poco a cuadros, pero con una extraña sensacion... Me agradaba tenerlo a mis pies. En ese momento pensé que se trataba de un juego preliminar, un fetiche, para continuar después con nuestra cita sexual tradicional. Le acaricié su pelo con una mezcla de excitación y de ternura. Levanté su cara que quedó a la altura de mi sexo. Entonces comenzó a acercar su nariz oliendo y restregandose contra mí, pero sin atreverse a más. Yo estaba deseando que me comiera viva pero parecía que no se atreviera.

    Aparté mis braguitas descubriendole lo que deseaba. No sé muy bien cómo le pregunté si eso era lo que quería. Asintió con la cabeza sin mirarme y diciéndome: "Si mi Ama me da su permiso". En ese momento se disiparon mis dudas, estaba ante un sumiso entregado a mí... Mi primer sumiso.

    En realidad no sabía muy bien qué hacer, pero sin que se diera cuenta, le permití que fuese él mismo quien me guiara sobre lo que quería y con qué intensidad lo quería.

    Le pregunté: "¿Qué estás dispuesto a hacer por tu Ama?".

    "Lo que mi Dueña ordene...", susurro tímidamente.

    Estaba ruborizada, pues nunca me había pasado algo así, aunque al tiempo cada vez sentía que el rubor no era por vergüenza, sino por sentir el placer de que se quería entregar a mis deseos.

    Había visto experiencias de sumisión y dominación en el foro, pero estaba fuera de mi conocimiento. Así que le dije: "Tu Ama te va a conceder tres deseos, sólo tres, así que piénsalo y elige bien".

    "Me encantaría adorar el cuerpo de mi Ama, recibir una azotaina y saborear su lluvia".

    Le hice seguirme detrás mío hasta el salón. Me senté en el sillón frente a él y le hice desnudarse delante mío y para mí. Así lo hizo, manteniendo su mirada al suelo y con una actitud cada vez más sumisa. Progresivamente sentía más excitación al saberme su verdadera dueña y que iba a cumplir todo lo que le pidiera.

    "Adórame", le ordené.

    Se acercó de rodillas y comenzó a besar y lamer todo lo cuerpo. Primero los zapatos y mis pies. Le obligué a quitarme las medias. Y utilicé una de ellas para tapar sus ojos como si fuera una venda. "Continúa y dame placer". Lamió cada uno de los dedos y subió por mis piernas hasta mi sexo. Yo estaba de los nervios y con ganas de que me comiera de una vez... Pero le hice detenerse...

    "¿Tendrás que ganar este precioso premio, ¿no?". Me contestó que era mi siervo. Le tumbé sobre mi regazo, donde pude apreciar que tenía una erección brutal. Le prohibí correrse hasta que se lo pemitiera...

    Yo me escuchaba y no me creía a mí misma, pero su disposición era tan sumisa ante mí, que hacía crecer proporcionalmente mi parte dominante.

    Tumbado sobre mis muslos le propiné con mis manos la azotaina que deseaba. Primero flojo, pero él me pedía más intensidad. Y terminé con sus nalgas rojas como dos tomates, acarciándolas depués de azotarle.

    "¿He ganado mi premio, mi Ama?". Me preguntó tímidamente. Sin mediar palabra le cogí del pelo, abrí mis piernas y metí su cabeza entre ellas obligándole a hacerlo bien o tendría más azotes. Era como si otra persona hablara a través de mí.

    Sabía perfectamente cómo darme placer, ya lo había hecho antes. Y de nuevo lo conseguiría esta vez. Estaba tan lanzada que apreté su cabeza entre mis piernas tapando su nariz y su boca, impidiéndole que pudiera respirar..., sólo chupar.

    "Mastúrbate para mí." Mientras podía apenas respirar, yo le apretaba más y más contra mi interior. "Sigue lamiendo y tocándote". Siguió hasta hacerme correr como una burra, eso le llevó a punto de su orgasmo. De repente le ordené: "Para de tocarte". Obedeció quedándose a puntito de caramelo...

    "¿Vas a querer correrte?". Me miró en ese momento a los ojos suplicándome con su mirada.

    "Ve al baño, túmbate en la ducha y espérame".

    Me desnudé por completo y fui a la ducha. Estaba tal y como le ordené. Abrí mis piernas a sus lados para darle la lluvia que me había pedido. Ya había practicado alguna vez, pero esta tenía un especial morbo.

    "Ahora sí puedes correrte", y mientras se masturbaba le di toda la lluvia de la que fui capaz, mientras él se corría a borbotones.

    "Adórame de nuevo". Se incorporó de rodillas y limpió mi sexo con devoción, dándome las gracias y abrazándose a mis piernas.

    Era profana en estas prácticas, pero no quise romper el clímax del momento y seguí su juego. Reconozco que iba aumentando mi sensación de dominio, pues él tenía una actitud cada vez más sumisa y eso me hizo gozar de un placer hasta entonces desconocido. Luego descubrí que todo esto se pacta en la entrevista inicial para consensuar preferencias y niveles..., como hago siempre en mis sesiones. Pero así me adapté y tuve mi primera sesión lección.

    Pon una Marina en tu vida.



    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  14. #14
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    Estos días he estado haciendo un pequeño casting de sumisas que intentaré ofreceros en breve. Es difícil encontrar sumisas verdaderas y que disfruten de esto; estoy pensando en hacer un concierto con dos sumisas para varios Amos.

    Os propuse a algunos de confianza y con tendencia dominante que me echarais un cable para ver cómo se manejaba la chica en cuestión. En principio iba a ser una prueba de sumisa con Amo, para ver límites y prácticas que luego se pudieran anunciar. Pero claro, yo quería estar presente para ver cómo fluía todo y quizás probar el lado bi-sumiso de la candidata.

    A su llegada comentamos sus límites, prácticas y consensuamos los tres cómo sería la sesión.

    Yo me senté en mi sofá preferido, de hacer travesuras, para ver de cerca todo.

    Comenzó haciéndole postrarse a sus pies, una vez desnuda. Le dejo claro cuándo podría hablar y qué decir. Me incluyó en la sesión, pues la candidata también tendría que obedecer mis órdenes.

    Le ordenó ir de rodillas hasta mi sillón, a mis pies y lamerlos. Yo pensaba ser espectadora y si acaso participar en algún momento pero me metió de lleno desde el principio.

    "Adora a tu Ama". Se arrodilló y comenzó a besar mis zapatos y los taconazos que ya sabéis me gusta llevar. Mientras lamía mis pies comenzó a azotarle el culo con la mano, haciéndole contar cada azote y preguntándole del uno al cinco qué nivel de dolor sentía. Le puso los cachetes rojos, mientras ella seguía lamiéndome.

    "Ahora harás lo que tu Ama quiera". Me miró haciéndome un seña para que le ordenase qué debía hacer. Le ordene que lamiese la polla a su Amo hasta la garganta y sin rechistar. Así lo hizo hasta que le saltaron las lágrimas mientras su Amo le hacía un facefucking de película.

    Tapándole la nariz, impidiéndole respirar y mientras abofeteaba su cara.

    Se había portado bien y le hizo ponerse de pie apoyada en la columna y atando sus manos por detrás de la espalda. Le obligó a abrir sus piernas y comenzó a masturbarle con sus dedos y haciéndome un señal me pidió que llevase uno de mis vibradores y le masturbó con él hasta verla temblar del gusto. Sólo acertaba a decir: "Gracias mi Amo".

    "Ahora tu Ama tiene que dar su visto bueno...". Me senté en el borde de la cama mientras, la sumisa a cuatro patas, tenía la cara a la altura de mi sexo.

    "Hazle correrse con tu lengua". Entonces empujó su cara contra mí y le obligó a hacerme un cunnilingus, mientras él se enfundaba y comenzaba a penetrar su culo, azotándola al tiempo, hasta hacerle correrse de nuevo. Casi agotada terminó de lamerme cuando yo tenía mi orgasmo.

    En un momento dado le dijo a su Amo que tenía sed..., cogiéndola del pelo le llevó a mi ducha donde poniéndola de rodillas le meó entera en su boca y su cara.

    "¿Tienes más sed?". Asintió con un gesto de cabeza... Me miró y me invitó a hacerlo yo también. Me puse en posición y le di mi lluvia también en su boca y su cara. A mí ya me habían metido de lleno en su juego.

    Entonces le dije: "¿Cómo vas a hacer correr a tu Amo?". Ella respondió que como desease, pues era su sumisa.

    Le obligó a hacerle de nuevo garganta profunda y cuando estaba a punto la retiró y ayudándome a levantar uno de mis pies, terminó echando encima todo su semen... Me encanta esa sensación, pero lo de después ya fue lo más...

    "Perra ya sabes qué hacer". Señalándole con su dedo mi pie pringoso, le hizo lamerlo hasta dejarlo sin una gota.

    La verdad es que cumplió mis expectativas y del Amo improvisado que dio su aprobado. Espero que podáis conocerla pronto por aquí.

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

  15. #15
    Usuario Activo Avatar de Marina
    Fecha de ingreso
    01 nov, 17
    Mensajes
    2,065
    gratelo.com
    El miedo es una emoción que nos ayuda a estar atentos y reaccionar frente a un posible peligro, pero más allá de su sentido biológico se convierte muchas veces en una montaña que oculta nuestras capacidades.

    Los miedos que son montañas son significados que le hemos dado a las cosas. Lo que nos da miedo no es siempre es el hecho en sí, sino lo que significa para nosotros.

    La solución parece fácil. Cambiemos las creencias y cambiará nuestra reacción emocional. El tema está en que casi todos estos significados se forjan en la infancia de forma inconsciente a través de experiencias con papá y mamá.

    Si, por ejemplo, un padre entra enfurecido al hogar maldiciendo a su jefe y este no le explica a su hijo que ha tenido un mal día y que algunas veces pasa. El niño asociará en su intento de comprender: trabajo - jefe - problemas. Esa información cae al inconsciente y en su edad adulta será el motor que le lleva a vivir ciertas experiencias en el contexto laboral.

    Para trascender todos estos miedos inoculados tenemos que atravesarlos o conquistarlos como una montaña. Ahí donde sientas miedo, ves y aventúrate con curiosidad a descubrir si ese miedo es real o es una proyección subjetiva de tus padres.

    Muchos niños aman aquello que sus padres amaban y temen lo que ellos temían. Pero ahora podemos decidir. Nos creemos el miedo o lo cuestionamos.

    ¿Qué “montaña” vas a conquistar hoy?

    Pon una Marina en tu vida.

    Enviado desde mi Sm-G935f mediante Tapatalk

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
SSL certified Rating for esaschicas.com Disponible en Tapatalk
Rating for esaschicas.com