Hola invitado, bienvenido a esta web.
No pareces estar registrado, por favor dedica un momento a registrarte y tener acceso a todas las funcionalidads de esta comunidad. Gracias.
Registro
Palacio del Placer


Mileroticos nuevoloquo
escor-advisor Sustitutas
Even11 - Madrid

Tierna Juventud

Página 5 de 5 PrimerPrimer ... 345
Resultados 61 al 71 de 71
  1. #61
    Inactivo
    Fecha de ingreso
    17 ene, 18
    Mensajes
    7
    Gratelo anuncios
    Esta vez fui después de ver la última foto de su blog, en leggins y descalza, así que llevaba 24 h on fire.
    Para mí el aspecto psicológico es lo fundamental, y en eso, es la mejor. Me domina completamente con una facilidad tremenda, es como si supiera activar un resorte que me vuelve completamente obediente, y cuando me dice buen chico, uffff.
    Cada vez nos conocemos mejor y sospecho que está empeñada en ampliar mis límites y lo hará, ya que cuando estoy con ella, no solo es que no pueda decirle que no, es que deseo todas y cada una de las cosas que ella dispone, da igual que sea deseo, orden o sugerencia, lo que quieres es obedecer.

    Si al aspecto le añades un físico de una belleza muy elegante, la mezcla es perfecta.

    Te adoro, Lara aunque disimulo muy bien. ��

  2. #62
    Usuario Activo Avatar de Sexline
    Fecha de ingreso
    05 sep, 10
    Mensajes
    492
    Hace días pude disfrutar de mi segunda experiencia con Lara.
    Sexo inteligente es la descripción que más va con ella.
    Conectamos, lo pasamos bien, con ella me gusta estar más en plan suave; pero esta experiencia ha sido más caliente.
    Espero repetir e ir aumentando la intensidad.
    Totalmente recomendable.

  3. #63
    Usuario Activo Avatar de Don oso
    Fecha de ingreso
    13 feb, 13
    Mensajes
    34

    Experiencia con Lara S. 601446193

    Otra experiencia/sesión con Lara.
    Quedo en pasar a buscarla por su piso para ir juntos a un sex-shop, le pido que venga con unos pantalones de cuero y así lo hace, cuero auténtico que le sientan perfectos.
    Después de un rato curioseando por la tienda nos decidimos por el We-Vibe con control remoto, así como un tanga con tirantes masculino en rosa que a ella le gusta para mí. De vuelta en su piso se acabaron las familiaridades y me hace poner en mi sitio, arrodillado a sus pies. Juega conmigo mejorando mis aptitudes serviles y como ve mi progreso decide usarme para su placer sexual. Me pone un ball-gag con dildo en el extremo y cabalga mi cabeza disfrutando de su esclavo, cosa que me pone malo después de un rato, libera mi boca y mi lengua hace el trabajo que ella exige, creo que queda satisfecha de mi servicio pues me regala una inolvidable penetración con el we-vibe de la que aún me acuerdo. Como siempre me deja con ganas de más... Tenemos que trabajar en próximas citas el tema de mi timidez en público. Muchos besos en sus pies a mi Ama Lara.

  4. #64
    Inactivo
    Fecha de ingreso
    17 ene, 18
    Mensajes
    7
    Para mí se ha convertido en una costumbre cada vez que por trabajo viajo a Madrid. No concibo ir a Madrid y no adorar y servir a Lara.

    Esta vez me recibió en su nueva ubicación en Vistalegre, pero francamente, con ella el lugar es lo de menos.

    Llegué bastante estresado por el trabajo, pero dos minutos con ella, y ya estoy bajo su hechizo, el tiempo se para y ella es el centro del Universo, sólo quiero obedecerla. Es mi Dueña.

    Le recordé los límites que le dije en nuestra primera sesión, y me dijo que límites es una palabra muy fea. Y como siempre tiene razón.

    Gracias por abrir mi mente Lara.

  5. #65
    Usuario Activo Avatar de Don oso
    Fecha de ingreso
    13 feb, 13
    Mensajes
    34

    Experiencia con Lara S. 601446193

    He quedado de nuevo con mi adorada Lara, esta vez sus órdenes son llevar unos plátanos y un plug vibrados puesto.

    A la hora acordada me presento en su casa con los plátanos, pero al llegar directamente de una reunión, no he tenido oportunidad de insertarme el plug. Con vergüenza se lo confieso y mi mala excusa no es aceptada, preveo una dura sesión. El castigo no se hace esperar, experimenta con mi culo y una gran variedad de fustas, latinos, mano, paletas y cuantos elementos de disciplina hay al alcance. Tras una buena zurra se apiada un poco de mí y me dice que si tengo sed ahí esta mi plato de agua, lo entiendo como una orden que cumplo de inmediato. Hoy toca probar elementos nuevos, un masturbado que ella maneja a su antojo, sin permitirme correrme y una bombas de vacío, tanto para mi pene como mis pezones, que están ambos hipersensibles. Cuando creo que ha terminado noto que con algo roza mi glande, es escozor es intenso, se trata de jengibre, el cual aplica cada cierto tiempo para que no lo olvide. No creo que hoy me recompense con su nectar. Me hace poner a cuatro en la cama y con el dedo y luego algo más grande, explora con mi entrada trasera, me está poniendo a mil y, tras pedir permiso reiteradas veces, me permite correrme, siempre que lo haga sobre un plato, donde me espera mi comida, plátano troceado, aderezado por mi mismo. Dando las gracias, aprecio su magnanimidad. Gracias Ama, si tengo de nuevo el placer de servirla, no olvidaré ni pondré excusas a sus ordenes.

  6. #66
    Junior Member Avatar de Rosebud
    Fecha de ingreso
    11 sep, 18
    Mensajes
    2
    Son varias veces las que he estado con Lara y la verdad es que cada vez es más intensa que la vez anterior.

    Para esta última ocasión, hace unos días, habíamos comentado algunos detalles previamente por correo electrónico. Llegué a la hora pactada y me recibió dándome un beso y diciéndome que iríamos a dar una vuelta a la calle y que para esa vuelta que íbamos a dar tenía el capricho de que llevara unas pinzas en los pezones. Yo asentí y me dejé hacer. Desabrochó mi camisa y suavemente colocó una pinza pequeña de madera en cada pezón. Hecho esto salimos y fuimos a la calle. Anduvimos unos cinco minutos mientras me contaba que íbamos a una zapatería en la que estaríamos razonablemente tranquilos. Ella sabe que la exposición en público es uno de mis puntos débiles y quiere que supere esos miedos.

    Llegamos a la zapatería y empezamos a mirar por las estanterías en busca de algún modelo de su talla para probarse. Había unas cinco o seis personas en esa zona de la tienda. Elegimos dos pares de zapatos de tacón fino y bastante alto y nos dirigimos a una de las butacas que había en la zapatería. Me indicó que desplazara ligeramente la butaca para que ella pudiera estar cómoda y una vez la desplacé se sentó. Con la mirada me indicó que me pusiera de rodillas delante de ella y con su voz me dijo que le quitara lentamente el zapato derecho que llevaba. Así lo hice, desabroché la hebilla de las sandalias que llevaba y se la quité. Su pie quedó al aire y tenía sus dedos con las uñas pintadas de rojo a la altura de mi pecho, sin que hiciera falta que me dijera nada besé cada uno de sus dedos, cogí el zapato que iba a probarse y se lo puse. Una vez comprobó cómo le quedaba volvió a sentarse para probarse el otro par y repetí la maniobra.

    Después de unos minutos en la zapatería salimos de allí de vuelta al apartamento. Con los nervios de la zapatería y el calor de la mañana de verano necesitaba pasar por la ducha. Ella me dijo que pasara, me duchara y que no saliera hasta que escuchara una campanilla ya que ella tenía que cambiarse. Cuando escuché la campanilla salí del baño desnudo y entré en la habitación caminando de rodillas a cuatro patas. Me dijo que me incorporara pero con las rodillas en el suelo y me puso un collar metálico del que colgaban dos pinzas. Cuando cerró el collar me hizo ponerme de pie y desde detrás de mí fijó las pinzas a mis pezones. Acto seguido me colocó una barra separadora fijada a los tobillos y buscó una pala para darme unos azotes advirtiéndome que tenía que contar en voz alta cada uno de ellos. Cuando consideró que ya era suficiente con la pala cambió a una fusta, unos cuantos azotes más y cambió a un látigo acabado en dos tiras de cuero. Iba incrementando gradualmente la intensidad de los azotes y notaba que cada vez el culo estaba más caliente. Por último, cogió un perverso artilugio que no por sencillo deja de ser diabólico: Un mango y una tira de cuero de unos ochenta centímetros de largo que se cierra sobre el mango formando un bucle y que produce un sonido tremendo cuando se hace girar en el aire, anticipando el fuerte picor que van a sentir tus glúteos cuando llegue el azote.

    Cuando consideró que mi trasero estaba suficientemente "tonificado" me hizo tumbarme boca arriba en la cama, me quitó el collar y las piinzas, me ató de pies y manos a las patas y me puso un antifaz para privarme de la visión. Entonces cogió dos succionadores de vacío y los aplicó en mis pezones. Con un trozo de jengibre empezó a jugar penetrándome la uretra, preparándola para lo que vendría después. Dejó por unos segundos el jengibre metido unos centímetros en la uretra, me retiró los succionadores de vacío de los pezones y diciéndome que los pezones estaban ya preparados para lo que ella quería cogió unas agujas hipodérmicas. Me puso dos en cada pezón, colocadas en paralelo, una a cada lado del pezón.

    Retiró el jengibre de la uretra y extendió lubricante alrededor de esa zona y dentro de la uretra. Escuché el sonido de la cremallera del estuche donde guarda su juego de sondas uretrales y supe que lo siguiente sería una sesión de dilatación uretral. Introdujo la más pequeña, la metía, la sacaba, la dejaba caer por su propio peso hasta que entraba hasta el fondo, más lubricante y pasó a la siguiente sonda para repetir el proceso mientras me masturbaba lentamente haciendo que sintiera la estimulación exterior a la vez que la interior. Todavía tuvo tiempo de utilizar dos sondas más gruesas. Cuando introdujo la más gruesa de esta sesión me retiró el antifaz para que pudiera ver. Es una delicia ver su cara mientras juega con las sondas dentro de tu uretra.

    Me dijo que me dejaría correrme pero con dos condiciones: tendría que pedirle permiso para correrme y tendría que hacerlo con la sonda introducida en mi uretra. Pasados unos minutos noté que empezaba a llegar el orgasmo, así que le pedí permiso para correrme, me dijo que se lo volviera a pedir, insistí, me dijo que se lo pidiera otra vez, con un hilo de voz le volví a pedir permiso y me dijo que se lo pidiera en inglés. Se lo pedí en inglés, me dijo que sí y exploté con la sonda metida en mi interior. Cuando me relajé después del orgasmo me limpió con un pañuelo de papel, me liberó de las ataduras, me quitó las agujas de los pezones y me besó.

    Volví a pasar por la ducha y mientras me vestía estuvimos charlando tranquilamente. Ya vestido le di las gracias por esa fantástica sesión y salí camino al aeropuerto después de volver a besarla más contento que ni sé. Cada vez más intensa que la anterior y cada vez con menos límites.

  7. #67
    Junior Member
    Fecha de ingreso
    07 oct, 18
    Mensajes
    1
    He vuelo a quedar con Lara... lo hago siempre que puedo.


    He de confesar que no me va, por más que ella lo haya intentado, eso sí, muy sutilmente, el sado, ni erótico, ni más hard, ni nada parecido.

    Quedo con ella de puertas para adentro y hacia fuera y ambas cosas me encantan. ¿Lo que más me gusta? Su imaginación en todo momento. Creo que es de las mujeres más sensuales y creativas que he conocido nunca, y eso para mí es primordial.


    ¿Lo segundo que más me gusta? Ella. Es bella y atractiva. Elegante, culta y sofisticada, y aunque para gustos los colores, obviamente, para mí es simplemente perfecta.

    ¿Un fallo por decir algo? Que no esté más cerca de mi casa. Igualmente me amoldo a la zona donde está ahora o a cuando estuvo en Cuzco.

  8. #68
    Usuario Activo Avatar de Don oso
    Fecha de ingreso
    13 feb, 13
    Mensajes
    34
    Buenas tardes,

    Con mucho retraso posteo mi última experiencia con Lara, espero no ser castigado muy severamente por el retraso.

    Esta vez vamos a probar con una nueva idea y para ello busco una esclava que la quiera compartir con nosotros. Por el foro hay una chica que se anuncia como sumisa, alta y joven de buen tipo. Visitamos su domicilio, no sin antes perderme varias veces, la torpeza de uno. Durante las presentaciones mi ama me hace arrodillar a sus pies, con el collar puesto, y así dejar claro el rol de cada uno. A pesar de ella anunciarse como sumisa, las dos terminan disfrutando de este esclavo, alternando mi lengua en sus píes pechos y sexos. Terminamos yo follando a la chica y con mi ama dando instrucciones, a la vez que me anima por detrás con un vibrador. El morbo de Lara es inagotable. Espero la ocasión de probar nuevas fantasías.

  9. #69
    Junior Member Avatar de Rosebud
    Fecha de ingreso
    11 sep, 18
    Mensajes
    2
    A lo largo de un par de meses habíamos planeado tener un encuentro en el mundo exterior. En otras ocasiones hemos hecho alguna visita a algunos sex shop en Madrid, pero esta vez iba a ser en otra ciudad. Durante las semanas previas Lara me ordenó que preparara la visita para que nos aprovechara lo mejor posible.

    Una vez dejamos las cosas en el hotel y comimos algo ligero cogimos un taxi y fuimos al primero de nuestros destinos, un sex shop especializado en ropa de látex y BDSM. Bajamos del taxi y llamamos a la puerta.

    En la planta de abajo estaban las ropas, todas ellas de marcada estética BDSM, observó con detenimiento casi cada una de ellas, tras unos minutos en los que recorrimos esa planta baja entera decidió que subiéramos a la planta superior. Subimos las escaleras y lo que vimos me dejó con la boca abierta. Había una enorme variedad de juguetes, látigos, máscaras, floggers, fustas y varas como nunca antes había visto en un sex shop.

    Eligió para mí una máscara que simula una máscara de gas, me la probó en la propia tienda y pude comprobar que, si bien no impedía la respiración, sí que era una máscara más que interesante para introducir un ligero toque de breathplay. También se encaprichó de unas pinzas para los pezones que llevaban incorporadas una campanilla cada una de ellas como adorno. Observó con detenimiento las fustas y las varas, las acarició, especialmente una vara fina de madera bastante flexible. Cuando cogió esa vara la hizo mover en el aire para que pudiera escuchar el sonido que hacía y me sonrió mientras ponía la vara en mis manos junto a la máscara y las pinzas que nos íbamos a llevar.

    Bajamos de nuevo a la planta baja del local y se dispuso a elegir unas cuantas prendas que iba a probarse antes de decidir cuáles eran las que se llevaría. Escogió un vestido corto de látex violeta, una falda también de látex negra y una minifalda de látex negra también. Con todas esas prendas se dirigió al fondo de la tienda donde había tres pequeños probadores y me dijo que esperara en la puerta que separa la tienda de los probadores.

    Cuando terminó de probarse las tres prendas eligió la falda negra y el vestido violeta. Me dijo que fuera donde estaba la dependienta y que le dijera que nos llevábamos los juguetes, el vestido y la falda y que, si no le importaba, mi ama tenía pendiente administrarme un castigo y quería hacerlo con la vara antes de salir de la tienda.
    Lara sabe que uno de mis puntos débiles es la exhibición en público y notó que en ese momento se me estaba haciendo difícil cumplir con su orden, así que me dijo suavemente y con una sonrisa que fuera a decirle aquello a la empleada de la tienda. Le dije a la dependienta exactamente lo que Lara me había ordenado. No había nadie más en la tienda en ese momento, solo la dependienta y nosotros. Me dijo que fuéramos discretos y que lo hiciéramos en la zona de los probadores. Dejé las cosas que íbamos a llevarnos en el mostrador para que las fuera marcando y regresé donde estaba Lara con la vara en mis manos.

    Me hizo entrar en uno de los probadores, me pidió que me bajara los pantalones y me advirtió que serían cinco azotes que tenía que contar en voz alta y en inglés. Uno tras otro cayeron los cinco azotes en mis nalgas mientras contaba. Cuando acabó, me dijo que me subiera los pantalones y que fuera a pagar.

    Le entregué la vara a la dependienta para que la pusiera junto al resto de cosas que nos llevábamos y noté cómo miró a Lara y sonrió. Pagué, recogí las bolsas y nos despedimos de la dependienta para volver a salir a la calle dispuestos a continuar con la siguiente visita, que era a una tienda de lencería y también sex shop.

    Esta segunda visita fue magnífica, la tienda está montada con un gusto tremendo, más parece un museo erótico que un establecimiento comercial. Libros eróticos, lencería, juguetes eróticos de todo tipo, con bastante tendencia también al BDSM y femdom. Puedo asegurar que Lara lo pasó en grande en esta tienda, la vi disfrutar con cada cosa que cogía, con el tacto de las ropas, la cuidada elaboración de cada juguete y con la decoración del local en general.

    Recorrimos la tienda varias veces, fijándonos cada vez en un detalle nuevo que se nos había escapado anteriormente, nos empapamos de aquella ambientación que incitaba a la lujuria preparándonos para cuando tuviéramos que volver al hotel.

    Si hubiera sido posible nos habríamos llevado todo lo que allí estaba a la venta, en su lugar escogimos un par de juguetes de silicona: un masturbador masculino y un dildo. Tras pagar salimos a la calle no sin dar de nuevo otra vuelta por la tienda.

    De vuelta al hotel, me hizo esperar fuera de la habitación mientras se cambiaba para la sesión que íbamos a tener. Me dijo que esperara fuera un cuarto de hora. Cuando vi que había pasado el tiempo llamé a la puerta y le pedí permiso para entrar. Me lo concedió mientras abría la puerta para poder admirarla con el vestido de látex violeta que habíamos comprado. Estaba increíblemente bella, arrebatadora, tanto que no pude por menos que ponerme de rodillas delante de Ella para admirarla como merece.

    Me ordenó que me desnudara y me pusiera de rodillas delante de Ella con los antebrazos y la cabeza apoyados en el suelo. Comprobó que sus iniciales seguían marcadas en mi espalda a la altura de los riñones y me dijo que iba a repasarlas para que su impronta siguiera reflejada en mi cuerpo durante unas cuantas semanas más.

    Posteriormente me puso unas esposas y me hizo inclinarme para darme unos azotes con la vara que habíamos adquirido esa tarde. Hizo que los contara uno a uno. Cuando consideró que mis nalgas tenían un color que le pareció correcto paró e hizo que me arrodillara para adorar sus pies. Los besé y recorrí sus dedos uno a uno.
    Ordenó que me tumbara boca arriba en la cama y me puso las pinzas que habíamos comprado, me quitó el cinturón de castidad y me lubricó de manera abundante para iniciar una masturbación en la que me mantuvo largo tiempo al borde del orgasmo con el nuevo juguete, en cuanto veía que estaba a punto de estallar paraba en seco y me acariciaba suavemente. Así una y otra vez hasta llevarme casi a la desesperación.

    Justo cuando vio que no sería capaz de aguantar mucho más aquella tortura, decidió que era el momento de dilatar mi uretra. Sacó las sondas y empezó a jugar con ellas mientras seguía masturbándome, advirtiéndome de que tenía que pedirle permiso para correrme y que solo me correría si fuera capaz de hacerlo con la sonda completamente introducida en mi uretra.

    Unos cuantos minutos después le pedí permiso para correrme y me lo denegó a la vez que bajaba ligeramente el ritmo; transcurridos varios minutos volví a pedirle permiso y me lo volvió a denegar. Y así otras tres veces, hasta que me dio permiso y estallé con la sonda introducida completamente en mi uretra.

    Cuando me limpié, me ordenó ponerme el pijama mientras Ella se metía en la cama. Una vez tuve el pijama puesto me dijo que esa noche dormiría a los pies de su cama, vigilando que nada molestara su sueño.

    Así lo hice, y vigilé el sueño de mi Dueña.

  10. #70
    Usuario Activo Avatar de Pintor334
    Fecha de ingreso
    15 feb, 14
    Mensajes
    36
    ¿Cuánto te salió de dinero? Gracias.

  11. #71
    Usuario Activo Avatar de Mayfair57
    Fecha de ingreso
    20 feb, 14
    Ubicación
    Norte de España
    Mensajes
    10

    Experiencia con Lara S. 601446193

    Nombre: Lara.

    Teléfono móvil: 601446193 (Forma de contacto, mayormente por WhatsApp).

    Dirección del servicio: En Madrid, lugar equidistante entre los metros de Oporto y Vista Alegre. Sitio discreto, portería en la que nadie pregunta nada. Casa particular.

    Tarifa: 100 € la primera hora, 50 € las horas sucesivas.

    Datos destacables: Si es tu primera vez con ella, tendrás que hablar por teléfono con ella, aunque te hayas dirigido a ella previamente por whatsapp. Es su forma de ver que eres real y vas en serio. Es muy posible que, para ir donde ella para una sesión de bdsm, te ponga alguna condición previa “para caldear el ambiente” incluso antes de ir. En el aspecto psicológico del bdsm es toda una artista.

    Valoración de la experiencia: Muy, muy, pero que muy recomendable. He estado con algunas de las dóminas profesionales más conocidas y expertas de este país, y he de decir que, si bien no tiene una mazmorra, no le hace ninguna falta en la práctica. Tiene todo el instrumental necesario para convertir su casa, muy limpia y acogedora, en una mazmorra. Y sus conocimientos hacen que la falta de mazmorra pase desapercibida por completo. Repetiré. De hecho he intentado repetir ya dos veces pero por motivos de trabajo he tenido que anular, afortunadamente con tiempo suficiente. Pero sigo intentando casar un viaje de trabajo a Madrid con tiempo y espacio para poder volver a ponerme a sus pies.


    Valoración de su físico: Vamos a ver. En este foro se ha dicho que es
    bella y atractiva, elegante, culta y sofisticada, alta, muy delgada, noatlética, con un muy buen tipo. Que si tiene una cara muy bonita y original, de pelo pelirrojo largo Que su pechos son suaves y bonitos y no muy grandes, su culo muy bien puesto, muy atractiva, que tiene un belleza original, muy femenina, que está en forma y es elegante. Que sus piernas son muy bonitas. Muy delgada con un muy buen tipo. Que si es como Cate Blanchett pero pecosa. En fin, yo diría que todas estas cosas tienen su verdad, pero que una vez empiezas la sesión básicamente te olvidas de la importancia que le das o no das a estos aspectos, porque es una Ama dominante que domina, valga la redundancia, suarte, porque lo suyo es arte, y sabe perfectamente lo que hace y lo hace bien.

    Fecha de la experiencia:
    Agosto de 2018.

    Experiencia: Fue mi primera y, por ahora, primera vez con Lara. Lo que había leído en el foro me gustó mucho, sobre todo las referencias a que cuida mucho el aspecto psicológico del bdsm. Y por ello me lancé: una primera sesión de 4 horas ni más ni menos. Vivo fuera de Madrid, por lo que aprovechando el bajón veraniego de mi trabajo, me fui a Madrid únicamente a tener esa sesión de bdsm con ella. Le envié primero un email bastante detallado de mi ya dilatada experiencia en bdsm, las técnicas que me gustan, las que no, las que no he probado y estaría dispuesto a probar, etc. Me dijo que la llamara por teléfono, cosa que hice. Creo recordar que estuvimos hablando como media hora, y creo que lo que ella quería saber es si iba en serio o no. Me puso la misma condición que a otros en el foro: que acudiera sin ropa interior y con pinzas puestas en los pezones, cosa que hice.

    Recuerdo que hacía un calor bastante importante de pleno agosto en Madrid, y que el viaje desde la estación de autobuses hasta su casa sin ropa interior y con pinzas en los pezones fue toda una experiencia. Llevé una camisa un par de tallas más grande para disimular las pinzas.
    Llego y me encuentro a una mujer encantadora. Y como decía antes, su físico deja de ser importante cuando empieza la sesión. Sabe lo que hace, tiene un instrumental que haría la envidia de cualquier mazmorra. Vale, no es una mazmorra, no tiene, al menos en su habitación que es donde estuve la mayor parte del tiempo, una cruz de San Andrés ni nada que se le parezca. La casa podría ser la casa de cualquiera de nosotros, pero tiene algunos cajones con todo tipo de instrumental y lo sabe utilizar. Vaya si lo sabe utilizar. Sólo diré una cosa: una de las amas profesionales más reputadas de este país en su día me practicó un figging, con raíz de jengibre. Pero no pasó de ser una experiencia anodina (sí es cierto que según esa dominatrix era la primera vez que ella probaba esa técnica sobre uno de sus sumisos). Pues Lara conoce la técnica perfectamente y me hizo sentir cosas que no había sentido antes. En otras técnicas que practicó conmigo y de las que por tanto tenía yo más posibilidad de comparación, debo decir que las practicó con una pericia total. Le dije que las marcas no debían durar más de 24 horas y así fue. Me aplicó agujas y directamente no hubo marcas. Creo que con eso lo digo todo.
    No entro en más detalles sobre la sesión en sí, básicamente porque fue tal el cúmulo de sensaciones, tanto nuevas como ya conocidas, que salí de allí con el subidón de endorfinas ycon unas ganas enormes de volver.

Página 5 de 5 PrimerPrimer ... 345

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
SSL certified Rating for esaschicas.com Disponible en Tapatalk
Rating for esaschicas.com