Conocía a Isabel de haber leído sus hilos, incluso había escrito en ellos. Tenía muy buenas referencias, pero nunca había quedado, ya que las zonas que recibía me pillaban mal para el tiempo que tenía. Tenía un hueco y la cita que tenía prevista no podía, así que buceando en el foro, me enteré que recibía por otra zona que se me adaptaba muy bien. Contacté con ella y quedamos. Me presenté y me recibió con un salto de cama negro que dejaba adivinar la hermosura de pechos que tiene. Salió un momento mientras me desnudaba y cuando volvió, yo ya estaba listo. Empezó con un francés salivado y profundo mientros yo acariciaba esos pechazos y todo lo que estaba a mi alcance. La dije que parara que me iba a correr, y que me tocaba a mí. La tumbé y empece a comer su tesoro. Parece que la gustó pues no paraba de gemir y retorcerse. Después de un buen rato me pidió que la follara, porque se quería correr conmigo. Me puso la goma, se colocó a cuatro y yo le empecé a cabalgar. De vez en cuando paraba y con la polla dentro la acariciaba el clítoris con suavidad. Después de un rato, nos corrimos los dos juntos como benditos. Nos tumbamos y estuvimos un ratito de charla, no mucho, por el poco tiempo que tengo para escaparme, no me permite darme homenajes muy largos. Deseoso de probar su culito y alguno más de los servicios que ofrece, si las circunstancias me lo permiten.
Es una mujer encantadora, le gusta lo que hace y disfruta contigo. Muy recomendable para conocer.
Me enteré que participó en la fiesta de Navidad, por lo que los que estuvieron sabrán de lo que hablo.
Un abrazo a to@s.