Foro de putas EsasChicas, el mejor foro de putas de España

¡Registra una cuenta gratuita hoy para hacerte miembro! Una vez que hayas iniciado sesión, podrás participar en este sitio agregando tus propios temas y publicaciones, ¡así como conectarte con otros miembros

Mileroticos sustitutas
Gratelo nuevoloquo

Adriana masajes eróticos 633436789

Grouchomarx69

Usuario Activo
Registrado
25 May 2020
Mensajes
121
Puntuación de reacción
459
Lifescorts.com
Primera experiencia.

Tras sobrevivir al cataclismo del virus, decido retomar las buenas costumbres y no privarme de nada.

Por ello contacto con Adriana por WhatsApp y concertamos cita (hay que decir que durante la cárcel hemos estado cambiando impresiones).

El día D y a la hora H me da paso a su gabinete de masajes. Como dice, tú solo y ella. De por medio las medidas: mascarillas, gel, zapatillas, ducha.

Un abrazo de bienvenida en lencería negra que te deja exhausto. Un pecho perfecto que se aprieta y aprieta con el tuyo, clavándote los pezones, mientras acaricias un culo respingón con la firmeza exacta.

Tras el achuchón, el ritual de desnudarla mientras incita e incita, frotandose contra ti.

Al tatami boca abajo, y empieza un masaje, masaje. Y siempre, a tu alcance o un seno, o una nalga o la vulva.

Boca arriba y sigue el masaje a la vez que tus dedos recorren toda su anatomía y te la comes con los ojos (con nada mas por las medidas de seguridad). Y la miras los ojos y ves deseo, morbo y ganas de agradar.

Y entre pitos y flautas y con todo a mil, te susurra: foot job? y como ya sabéis, el viejo verde que anida en mi interior se abre de piernas para que pueda trabajar. Y ya lo creo que trabaja. En nada me dejó seco, pero eso si, mas caricias, mimos, y el lujo de estar admirando a una madura de verdad. Tiene una conversación más que interesante y mirándola los ojos, senos, caderas, ojos, pies (¡¡¡qué pies!!!, vulva, ojos...

Como el que no quiere la cosa casi se me pasa la hora del aparcamiento (puse 1,30 horas). Ducha, más abrazos, mas voyeurismo (no me canso de mirarla) y casa con las canillas flojas.

Detalle de agradecer: Al ir a pagar no llevaba efectivo y tuve que salir a Bankia a sacar del cajero. No dejé prenda alguna. Debe ser que la cara de tonto que llevaba era garantía de que iba a volver a abonar el masaje.

¿Recomendable? Por supuesto.
Repetir. En breve publicaré la segunda experiencia.
Puntuación 9/10. No doy el 10 porque con una hora no hay tiempo suficiente.
 

Marío69

Registrado
Registrado
29 May 2020
Mensajes
15
Puntuación de reacción
44
Relato de dos experiencias pos Covid-19, que fueron una consecuencia de la otra. En las dos pusimos en práctica todas las medidas de precaución aconsejables, limpieza de calzado antes de entrar, dejar los zapatos y la ropa a la entrada junto con la mascarilla antes de pasar a la ducha, nueva mascarilla tras la ducha, nada de besos ni uso de boca o lengua en toda la sesión para estimularnos.

Es curioso que a pesar de que nuestros rostros y sobre todo nuestras bocas estuvieran en todo momento alejados, las dos sesiones fueron de una extrema excitación por parte de los dos. La imaginación suple las carencias de algunos contactos que añaden alicientes a los juegos sexuales. Las manos, los pies, las miradas y sobre todo la actitud suple esas carencias.

Una de las experiencias planificada como sólo masaje en camilla acabó de forma inesperada..., la excitación juega su papel. Empezamos de pie delante de la camilla acariciando y explorando cada centímetro de nuestras pieles, a medida que la excitación crecía las manos se centraban en los sexos y pezones, Adriana acariciando, masajeando mi pene y con otra mano pellizcando mis pezones, yo acariciando su clítoris, frotándolo mientras a la vez jugaba con un pezón y a medida que notaba que ella quería más, introducía mis dedos en su vagina moviéndolos y consiguiendo su orgasmo con la consecuente afluencia de fluidos. Me dijo que me tumbara en la camilla y se puso a masturbarme de todas las formas posibles, manos, senos, sentada sobre mí frotándose contra mi pene erecto..., la excitación era tal que decidimos que los dos necesitábamos algo más.
Afortunadamente, y aunque no estaba previsto, encontramos un par de preservativos, me lo puso, se colocó de espaldas a mí con las manos y la cabeza apoyadas en la camilla y se la metí hasta el fondo comenzando nuestros juegos dentro fuera, deprisa despacio..., le propuse cambiar de postura siempre buscando la lejanía de nuestros rostros y con la mascarilla puesta en todo momento, se subió en la camilla boca arriba con el culo en el borde y una pierna sobre mi hombro de forma que yo la penetraba y frotaba su clítoris a la vez, le daba tan fuertes embestidas que tuvo que poner una mano en la pared para que la camilla no se desplazara con cada embestida, Terminamos bastante agotados, yo al menos tras un brutal orgasmo.

La otra sesión la planificamos alrededor de una mesa, con una botella de vino que compartimos, mientras charlábamos uno frente al otro a un par de metros de distancia, con una peli porno en un monitor al que ninguno de los dos hacíamos mucho caso. Yo había llevado un par de juguetes que tampoco les hicimos mucho caso, un vibrador con mando a distancia que yo manejaba a voluntad teniéndolo Adriana entre sus piernas y un anillo vibrador que yo tenía alrededor de mi glande que ella manejaba a su gusto. A medida que nuestras miradas se cruzaban con signos de deseo y excitación nos íbamos tocando nuestros sexos, masturbando... Adriana extendió sus piernas y empezó a masajear mi pene con sus pies, después una masturbación en toda regla usando los dos pies o uno solo haciendo rodar mi pene entre sus dedos. Ya sin poder contenernos más nos pusimos de pie y con las mascarillas puestas le introducía mis dedos en su vagina proporcionándole un par de orgasmos que la hacían temblar las piernas y recompensándome Adriana con una larga masturbación y haciéndome derramar hasta la última gota sobre sus pechos.
 

Cusak

Usuario Activo
Registrado
25 May 2020
Mensajes
252
Puntuación de reacción
1,049
Nombre Chica: Adriana.
Nacionalidad: Mujer de mundo, muy viajada. Aparte colombiana.
Edad: Está en la edad en que me gusta a mí las mujeres. En la edad perfecta (35-45).
Fotos Falsas: No la hace ninguna falta.
Valoración de Cara: Podría cantar la canción de los "Inhumanos": Me duele la cara de ser tan guapa".
Valoración del Cuerpo: Como me gustan a mí, con curvas peligrosas. Pechos y culo espectaculares.
Valoración Carácter: Muy natural, de conversación muy fácil y amena y sobre todo con mucho sentido del humor.
Vestimenta: Iba con vestido ligerito veraniego escotado. Me dijo que si le gustaba. A lo que respondí con un rotundo
estás de muerte. Añadió ella: ¡Y no llevo bragas!...
Fumadora: No rotundo. La gusta mucho practicar deporte.
Contacto Teléfono: 633436789.
Contacto Web:
Por favor, debes Iniciar sesión o Registro para ver el contenido.

Zona donde atiende: Argüelles.
Instalaciones: Perfecto para el servicio de masajes que realiza.

Servicio: Hora y media entre conversación y el servicio propiamente dicho.
En teoría iba para un masaje Tailandés. Pero se fue por otros derroteros.


Relato de la Experiencia: "Una Orgía de Pies".

Viernes de un caluroso Junio, sobre las 16:00 h.

Durante el trayecto mi mente va imaginando como va a transcurrir el deseado encuentro. Es cierto eso que dicen, que “la realidad supera con creces la pura ficción”.

Llego a la dirección indicada, llamo a la puerta y me abre Adriana, observo su cuerpo, un mapa lleno de curvas, donde al GPS, ni se le espera. Se quita la mascarilla y su mirada, transmite pura picardía “morbosa”. Creo que esto promete. Me indica el cuarto de baño para la ducha y a duras penas me acompañan mis temblorosas piernas.

En la sala de masajes, en un rincón hay una mesita y dos sillas. Una botella de vino de Ribera de Duero y un par de copas.

Adriana, me espera sentada y dando un sorbo a su copa, me invita a sentarme ofreciéndome el “Ribera”.

Charlamos, entrando en un ambiente de relax total, tomando confianza poco a poco.

Noto cómo el vino me va subiendo a la cabeza, y calentando mi cuerpo. Creo que a Ella le está pasando lo mismo. En un atrevimiento por mi parte, mi pie derecho desnudo va acariciando su pierna lentamente, hasta llegar a la parte interior de su muslo. Noto como emite un pequeño suspiro. La miro, y con su mirada me está diciendo que siga, que me atreva.

Mi pie avanza hasta su coño, y lo muevo lentamente de arriba-debajo de abajo-arriba. Apoyo el talón del pie a la altura de su clítoris con ritmo lento y luego rápido. A la vez cojo su pie derecho y me lo llevo a la boca, dando pequeñas lamidas en los dedos de los pies, a veces me los meto dentro de la boca chupándolo como si una degustación de MasterChef se tratara.

Adriana
lleva ahora sus deliciosos pies a mi polla, ya totalmente dura. Me encanta la vista. El contraste de una “verga” dura en su plenitud, con la belleza y delicadeza de sus pies. Es una “artista”, manejando esa parte de su cuerpo. Me asombra su habilidad. Su footjob, debería llevar denominación de origen, o patentarlo con su nombre.

Mi pie derecho nota su coño totalmente mojado, sigo con movimientos de mi talón a la altura de su clítoris con un ritmo cada vez más rápido, y sus pies junto a mi polla ya va para reventar, pero tengo que aguantar como sea, porque soy de un solo disparo.

Acelero el movimiento de mi pie en el coño de ella, y llega un gran orgasmo acompañado de un squirting. Cuando oía a alguien que había conseguido un squirting con una mujer, siempre me decía, esto es leyenda, “Leyenda de Pasiones”.

Ahora le toca el turno a mi verga.

Me tumba en el Tatami y yo boca arriba. Sus pies de nuevo masajeando primero los huevos, poco a poco subiendo hasta la polla, con una habilidad pasmosa.


-“Sayonara, baby”- dice mi verga, y a los pocos segundos revienta con una gran corrida.

Nos miramos, y nos descojonamos de la risa. Nunca había disfrutado tanto de una “orgía de pies”. Y el descubrimiento de una parte de mi cuerpo capaz de originar orgasmos.
Siempre se aprende algo nuevo.

Valoración del Encuentro: Sobresaliente.
 
Mileroticos sustitutas
Gratelo nuevoloquo
Arriba