Foro de putas EsasChicas, el mejor foro de putas de España

¡Registra una cuenta gratuita hoy para hacerte miembro! Una vez que hayas iniciado sesión, podrás participar en este sitio agregando tus propios temas y publicaciones, ¡así como conectarte con otros miembros

Mileroticos sustitutas
Gratelo nuevoloquo

Sara masajista experiencias 722440852

Blinker

Usuario Activo
Registrado
8 Mar 2017
Mensajes
56
Puntuación de reacción
6
Lifescorts.com
He visto que Sara se anuncia aquí desde hace un tiempo, http://esaschicas.com/showthread.ph...-Masajes-Exclusivos/page4&highlight=722440852 pero que nadie ha contado haber estado con ella. He buscado y no he encontrado hilo de experiencias, y si me he despistado pido disculpas.

Recibe en una agencia de masajes por la zona de Argüelles. Allí atienden también otras masajistas, pero no he visto nunca a ninguna. Entiendo que ella va por su cuenta, usando las instalaciones de la agencia pero sin ser de la plantilla. He estado en varias habitaciones y están muy bien dispuestas: limpias, con ducha dentro, bañera jacuzzi (no me acuerdo si en todas), hilo musical con música adecuada para masajes, espejo, buen olor, decoración sugerente, etc.

Yo me he puesto en sus manos de masajista muchas veces. Puede resultar sorprendente, ya que tiene los límites infranqueables de no hacer sexo oral (ni con goma) ni penetración, habiendo tantas masajistas que no tienen ninguno de ellos, o al menos no los dos. Lo que, a mi modo de ver, tampoco tiene la inmensa mayoría de ellas es su deliciosa manera de estar, ni el delicado erotismo de sus masajes… ni su capacidad de proporcionar unos orgasmos tan intensos y plenos. Para mí, de los mejores que he tenido nunca. Con sexo oral o con penetración jamás he alcanzado niveles de placer tan fuertes. Son de esos orgasmos que van precedidos de la “tortura” de que te pone en el disparadero no sé cuántas veces; y cuando matarías si no viene el remate final, ella afloja y no sé qué demonios hace que sufres y disfrutas al mismo tiempo. Así repetidamente en una misma sesión, hasta que quiere o le imploras que por piedad acabe. Y entonces la explosión de gusto es difícil de explicar, pero puedo decir que no conozco nada mejor. Sí dos o tres más que, haciéndolo con la mano o con la boca, se le pueden comparar en esto; pero todas al mismo nivel insuperable.

Añado que no es una jovencita (más de 30) ni tiene un físico rompedor (curioso: las otras dos o tres tampoco). Es menudita; tiene un cuerpo agradable, con todo en orden y sin nada que sea para volverte loco. Lo usa de manera deliciosa en los masajes, deslizándolo como un duendecillo por todas partes con suavidad y mucha sensualidad. Mi sexo (como el resto de mi cuerpo) no ha sentido solo el contacto de sus manos, sino también el de sus pies (qué bien los maneja), sus pechos, sus glúteos, su vientre… Da unos besos riquísimos, y sus límites… sí: cuesta llevarse del todo bien con ellos, eso es verdad; pero he llegado a convencerme de que me han abierto la puerta a una sexualidad muy original e interesante, que de otra manera seguro que nunca hubiera descubierto.

No es para todos los días, al menos no para mí; pero de tiempo en tiempo me vuelve el reclamo de esta singular manera de estar con una mujer y de disfrutar – lo digo muy en serio – de un placer que no alcanzo con el sexo convencional. Con ella todo tiene que ser suave: lo que hace y lo que le puedas hacer. Es dulce, noble, buena gente. Intentar sacarle algo que no ofrece es fastidiarlo todo, creo yo; y digo “creo” porque nunca lo he intentado. Pienso que me va siempre bien con ella porque, cuando se siente confiada en que vas a mantenerte en sus límites, da lo mejor de sí… sin pasarlos. Bastantes veces me he comido el tarro con la sensación de que era mejor ir con otra que no los tenga, pero en cada sesión que he tenido con ella he vuelto a casa convencido de que ha valido la pena.

Creo que a ella misma sus límites le mueven a ser creativa y a adentrarse en terrenos inexplorados dentro de esas fronteras: nuevos tipos de masajes, combinaciones, complementos (piedras calientes, gel nuru…); últimamente toques de bondage. Ya me ha hecho algo de esto, y yo a ella: ojos vendados, manos atadas, otras fantasías con cuerda, causar algún dolor en los pezones, goma presionando el pene... Todo suave, como siempre con ella; “light”, que se suele decir: tanteando, atentos a percibir hasta dónde se puede llegar… Una manera curiosa y paradójica de tratar con más respeto y delicadeza. Acciones sutiles, nada bruscas; buscando hacer las cosas con estilo y elegancia (no sé cómo decirlo mejor), que es otra modalidad de excitación y placer. Han salido cosas bonitas. Por lo menos a mí me han gustado, y creo que en buena parte es también por todas las sesiones anteriores; por haber llegado aquí no de golpe sino como un paso más después de otros. Pero bueno… puede gustar sin necesidad de eso. Imprescindible, insisto una vez más, suavidad, delicadeza, respeto y que ella se sienta muy confiada.
 
Mileroticos sustitutas
Gratelo nuevoloquo
Arriba